Neurocirugía
Monitorización
Cirugía Mínimamente Invasiva
Hospital San Juán de Diós
Avda San Ignacio de Loyola, 73. León (España) 
(+34) 987 232 500

¿Que són los ICTUS?

Denominamos ictus a un trastorno brusco de la circulación cerebral, que altera la función de una determinada región del cerebro.

Son trastornos que tienen en común su presentación brusca, que suelen afectar a personas ya mayores –aunque también pueden producirse en jóvenes y que frecuentemente son la consecuencia final de la confluencia de una serie de circunstancias personales, ambientales, sociales, etc., a las que denominamos factores de riesgo.

Puede producirse tanto por una disminución importante del flujo sanguíneo que recibe una parte de nuestro cerebro como por la hemorragia originada por la rotura de un vaso cerebral.

Los médicos distinguimos varios tipos principales de ictus:

  • Ictus hemodinámico. Dentro de los ictus isquémicos es el más infrecuente. El déficit de aporte sanguíneo se debe a un descenso en la presión sanguínea; esto ocurre, por ejemplo, cuando se produce una parada cardíaca o una arritmia grave, pero también puede ser debido a una situación de hipotensión arterial grave y mantenida.
  • Ictus trombótico, aterotrombótico o trombosis cerebral. Es un ictus isquémico causado por un coágulo de sangre (trombo), formado en la pared de una arteria importante, que bloquea el paso de la sangre a una parte del cerebro.
  • Ictus embólico o embolia cerebral. Se trata de un ictus isquémico que, al igual que el trombótico, está originado por un coágulo de sangre; éste, sin embargo, se ha formado lejos del lugar de la obstrucción, normalmente en el corazón. A este coágulo lo denominamos émbolo.
  • Hemorragia intracerebral. Es el ictus hemorrágico más frecuente. Una arteria cerebral profunda se rompe y deja salir su contenido sanguíneo, que se esparce entre el tejido cerebral circundante, lo presiona y lo daña. La gravedad de este tipo de ictus reside no sólo en el daño local sino en el aumento de presión que origina dentro del cráneo, lo que afecta a la totalidad del encéfalo y pone en peligro la vida.
  • Hemorragia subaracnoidea. Es una hemorragia localizada entre la superficie del cerebro y la parte interna del cráneo. Su causa más frecuente es la rotura de un aneurisma arterial (porción anormalmente delgada de la pared de una arteria, que adopta forma de globo o saco).

Sintomas Posibles Ictus

 

Factores de riesgo más importantes

La edad (el riesgo de padecer un ictus crece de forma importante a partir de los 60 años) y el sexo (en general,  el ictus se da más entre los hombres que entre las mujeres).

La historia familiar de ictus, haber sufrido un ictus con anterioridad y pertenecer a determinadas razas, como por ejemplo la raza negra americana, también predisponen con mayor fuerza a padecer un ictus, sin que estas condiciones puedan, en sentido estricto, reconducirse.

La hipertensión arterial. Toda persona mayor de 50 años de edad debería tomarse la tensión arterial al menos una vez al año; hay que tener presente que el riesgo de sufrir un ictus se incrementa tanto si está elevada la tensión arterial sistólica (máxima) como la diastólica (mínima), o ambas. Cifras superiores a 140/80 deben ser vigiladas por su médico.

El consumo de tabaco es la causa prevenible más importante de muerte prematura. Su asociación con la arteriosclerosis, las enfermedades cardíacas y el ictus no ofrece hoy ninguna duda.

La diabetes mellitus es una enfermedad que condiciona la incapacidad del organismo para metabolizar adecuadamente la glucosa que ingerimos con la dieta. La diabetes aumenta el riesgo de padecer muchas otras enfermedades (renales, oculares, cardíacas, de los nervios periféricos, etc.) y también de sufrir un ictus. Ello se debe a que, al igual que la arteriosclerosis, obstruye los vasos y éstos están en todos los órganos importantes del cuerpo. Hasta el 20% de las personas que han sufrido un ictus son diabéticas.
A pesar de ser una condición permanente, aquellos diabéticos que siguen un adecuado control de su enfermedad tienen menos probabilidades de sufrir un ictus que los que no lo hacen.

El consumo excesivo de alcohol, la obesidad, la vida sedentaria y los tratamientos con anticonceptivos orales

A veces, el ictus nos concede una segunda oportunidad. El paciente sufre transitoriamente todos los síntomas con los que cursa un ictus establecido, pero, por fortuna, éstos desaparecen como llegaron, sin dejar ninguna secuela.

Esta situación, denominada ataque isquémico transitorio, es un "amago" de ictus.

Los síntomas de alarma están reflejados en la imagen de arriba. Si los padece, debería acudir con rapidez al hospital para ser atendido por el neurólogo.

Dr. Valle Folgueral

La opinión de nuestros pacientes es muy importante para nosotros. Puede colaborar dejando la suya dentro de la web de Doctoralia.

Muchas Gracias

CIRUGÍA MÍNIMAMENTE
INVASIVA
La cirugía Mínimamente Invasiva supone uno de los mayores avances para la cirugía de columna.

Nuestras
Instalaciones
Contamos con uno de los centros más modernos y mejor equipados de nuestra comunidad

Nuestro
Equipo Humano
La profesionalidad y experiencia de nuestro equipo humano, son una garantía de éxito

Galería
de Videos
Si tienes interés por ver como es una cirugía de columna, aquí tienes algunos ejemplos